Blogia
EN MI NEBULOSA (Reflexiones desde mi lógica difusa)

La mujer sin conflictos

Llevamos dos semanas en clase de Habilidades Sociales tratando el tema de los conflictos, más bien la resolución de éstos. Para ello hemos utilizado dos técnicas diferentes, el meta espejo y la línea del tiempo.

 

Para realizar estas técnicas cada persona tenía que pensar en un conflicto que luego tendría que analizar. El caso es que los dos días he tenido el mismo problema… ¡no tengo conflictos! El viernes una de mis compañeras, al oírme decir esto, le ha preguntado al profesor si no tener conflictos suponía tener un conflicto. Es decir ¿no tener conflictos es un conflicto?

 

La siguiente clase estuve pensando en eso. Creo que el problema de que no encuentre conflictos radica en la idea que tengo yo de conflicto. Según la RAE un conflicto es  un apuro, una situación desgraciada y de difícil salida o bien un problema, cuestión, materia de discusión. En otra acepción más psicológica define el conflicto como la coexistencia de tendencias contradictorias en el individuo, capaces de generar angustia y trastornos neuróticos.

 

Si considero un conflicto como una cuestión o una materia de discusión claro que tengo conflictos, como todo el mundo puesto que siempre hay pequeños roces con otras personas. Pero yo entiendo el conflicto como algo más serio, como discusión en la que se dan voces, la gente se enfada mucho y que no se arregla así porque sí. No es una definición técnica pero es la mía… El caso es que tal y como yo entiendo el conflicto no tengo conflictos. Ahí va un ejemplo de algo que puede parecer un conflicto pero para mí no lo es.  El viernes por la noche mi novio y yo habíamos quedado con unos amigos. Mi hermano y su novia también se venían y como aún no tienen coche mi novio y yo quedamos en que los íbamos a buscar a las 22:45 porque con el resto de la gente habíamos quedado a las 23 horas. Cuando llamé a mi hermano para que bajara a la puerta de casa me dijo que les quedaban cinco minutos, que estaban cenando. Pasaron veinte minutos hasta que bajaron. En el transcurso les llame tres veces histérica para que me bajaran, porque estaba harta…¡hasta amenacé a mi hermano con pegarle y eso que me saca una cabeza! Cuando bajaron yo estaba muy enfadada y aunque me pidieron perdón yo no quería hablar con ellos pero a la media hora ya se me había pasado. Yo no pienso que esto sea un conflicto aunque la RAE si lo consideraría como tal. Para mí es una rabieta, un mosqueo que al rato se pasa, aquí paz y después Gloria.

 

Así que cuando el profe nos dice en clase que pensemos en un conflicto no se muy bien a qué se refiere, si a una simple discusión o a un enfado monumental, de los que te duelen de verdad. Supongo que como ya hemos hablado en clases anteriores todo depende de la importancia que queramos dar a las cosas y para mí una pequeña discusión no tiene importancia, no por discutir un día con una persona debemos pensar que tenemos un conflicto con ella sino pensar que a lo mejor no es su mejor día.

 

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

6 comentarios

Silvia -

Te tengo que dar la enhorabuena, cada vez que escribes me haces pasar un buen rato... Me encanta tu "frescura" y tu forma de expresarte.
Me acuerdo cuando en la clase de los conflictos ambas decíamos que no teníamos. La verdad es que resultaba hasta frustante la realización del ejercicio...
Pienso, que para realizar este tipo de ejercicios planteados en clase el conflicto tiene que resultar significativo, pero ¿qué pasa si no es así? Sencillamente, que se pervierte la actividad.
Otro factor muy importante es el "momento", por muchos conflictos que tengamos si no es el momento de afrontarlo o no nos apetece será imposible intervenir sobre él. Por eso, las clases nos pueden servir como orientaciones, pero por lo menos en mi caso no como la solución...

Kristel -

Jo Val estás echa un lio eh!!

Pienso q en realidad sí q tienes conflictos, pero q algunas veces le das menos importancia q el resto de las personas. Todo el mundo tenemos conflictos, algunos más graves q otros. Pero si quieres seguir sin tener conflictos no me hagas caso.

De todas formas gracias, xq hoy no es de mis mejores días debido a "conflictos" q tuve ayer, y al leerte estoy viendo las cosas de otra manera.

Nos vemos ahora chiqui.

Mua!!!

Lara -

jajaja, creo que depende de como gestiones tu intimidad, y tambien de como tienes superado ese asunto o no... nose depende de si tu nombre empieza por M o por L, jajaja.

un besito!!!

Vali -

Muchas gracias por los comentarios!!!! La verdad es que aún no me he parado a pensar muy bien en mi manera de gestionar los conflictos ni de que significa no tenerlos porque no he tenido mucho tiempo. Prometo reflexionar sobre ello.

De todos modos si que puedo contestar a Lara en lo referente a la persona con la que he vuelto hablar... Todo lo que paso con Kike supuso en su momento muchos conflictos, o tal vez muchos actos que desembocaron en un MEGACONFLICTO (así lo llamaré de ahora en adelante) y dejarle de hablar fue casi como un alivio, necesitaba no volver a saber nada de él.

A día de hoy sigue siendo un conflicto y lo sé. Sigo sin poder olvidar lo mal que lo pasé y le sigo "odiando" por eso. Pero era un conflicto muy muy interno. Supongo que al volverme a hablar el otro día aunque fuera de manera muy puntual volverá a surgir el conflicto, puesto que no está resuelto pero bueno, ya te lo iré contando día a día.

Besitos!!!!!!

PD: Tras el debate del otro día no sé si esto debería contarlo en privado o en el blog!!!

Alejandro -

Hola Val

Muy interesante. Te escribo para demostrarte que te leo bastante a menudo.

Describes muy bien la importancia de las etiquetas y la relación con su significado, y cómo reaccionamos ante ello. La diferencia entre mosqueo, rabieta y conflicto parece que tiene que ver con cómo mides la intensidad emocional asociada al episodio X (intensidad expresada e intensidad sentida)o incluso a la supuesta gravedad de las consecuencias (algo, la gravedad que también mides de alguna manera). Probablemente tu umbral sea más alto que la mayoría, sería algo interesante que comprobar.

¿De qué depende que quieras gestionar un conflicto, una rabieta? Tienes parece ser una tendencia a relativizar, sobre todo si tu referencia con la que mides es un "conflicto monumental" (entonces por contraste todo conflicto pierde importancia).

Entonces lo que plantea Lara tiene mucho sentido, ¿qué consecuencia puede tener no tener conflictos? ¿cedes siempre? ¿qué información obtienes con los conflictos sobre ti misma, los demás, el mundo? ¿Cómo aprovechar las rabietas, mosqueos y conflictos para sentir la relación como algo vivo? ¿Es la ausencia de rabietas, mosqueos y conflictos signo/símbolo de algo?

Como ves hay muchos elementos que seguir explorando.

A mí lo que más me llamó la atención es tu manera de medir una situación (a partir de un estándar de conflicto ideal, digamos)y entonces hacer algo al respecto o no.

Muy muy muy interesante, y muchas gracias por compartilo.


Un saludo

Alejandro

Lara -

Hola Val!! Te estaba leyendo, y justo me ha venido algo a la mente que te ha pasado hoy y nos lo has comentado en el despacho, eso de que hay una persona con la que te dejaste de hablar y tal, y relacionandolo todo un poco, eso ¿no lo consideras un conflicto? tal vez, ahora te de igual, porque se rompio la relacion, ya no hay amistad ni nada de eso, pero en su momento supongo que tuviste que sentir algo que te llevará a tomar una decisión y que en cierta forma te produjera ansiedad o cualquiera de estos estados negativos.

Puede ser, que sepas delimitar muy bien cual es tu conflicto, y con que persona, por eso, aunque tengas un problema con alguien no lo extiendes al resto del mundo, que por esa parte "chapo", pero, o que tal vez no le des uan gran importancia cuando no estas enfrentada a el, pero luego al volver a enfrentarte a la situacion resurja de cierta forma.

La verdad, con esto,no quiero que entres en un continuo conflicto, aunque creo que el hecho de estar pensando y dandole vueltas a todo esto, te este planteando cosas que pueden desembocar en un conflicto porque...¿qué pasa si no tienes conflictos? ¿Reaccionas de forma diferentes al resto? ¿no le das importancia a las cosas? ...creo que si te haces estas preguntas, u otras por el estilo en realidad podrias estar entrando en un conflicto interno, ya que te estas planteando algo sobre lo que eres y como reaccionas ante determinadas situaciones....

Bueno, te dejo esto aqui para que reflexiones y si eso entres en conflicto, jajaja.

un besito guapa!!!
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres