Blogia
EN MI NEBULOSA (Reflexiones desde mi lógica difusa)

APRENDER A SER TERAPEUTA

 

¿Por qué estáis leyendo este texto más allá de que sea el tercero en esta serie de textos?

 

Empecé a leer el texto lógicamente por que era una obligación, o lo leía o difícilmente aprobaría la asignatura... aunque la verdad es que el texto desde el principio me pareció realmente interesante, mientras me leía el texto no me salí a la escalera para fumar un cigarro ni me puse a pintarme las uñas ni a mirar el tuenti, como he hecho con otros textos. Como pone Iborra en la primera página es un texto molón, pata negra o como lo queramos llamar.

     

Creo que el texto me gustó porque, desde el principio, la manera de actuar que explica la terapeuta del texto basada en el aprendizaje dialógico me ha recordado a la manera de actuar de nuestro profesor. No se si él se verá identificado con el texto, pero a mi casi todos los aspectos del texto me recordaban a momentos de clase. Un ejemplo concreto; hay una frase en el texto que dice que el docente debe confiar en la capacidad de iniciativa de la otra persona y también en el proceso y en la relación. ¿No es esto lo que hizo el profesor cuando a falta de unas horas nos dejó que decidiéramos como queríamos que fuese nuestro programa de Habilidades Sociales? Aunque el día de antes aún no sabíamos exactamente lo que íbamos a hacer y muchos hubiéramos agradecido un consejo él no dijo nada, confío en nosotros, en nuestra capacidad de improvisar y sacar las cosas adelante.

 

El texto me ha servido para entender, al menos un poco, la dinámica de la clase, aunque ya hayan terminado, y creo que por eso me ha gustado realmente, porque he comprendido que todas las cosas que hemos hecho, la manera de actuar del profesor y otros aspectos que no terminaba de entender tenían un sentido

 

¿Qué ventajas e inconvenientes crees que tiene lo que plantea el autor? ¿Estás de acuerdo o no? ¿Te gusta o no? ¿Por qué?

 

Las ventajas y las inconvenientes de esta manera de entender la terapia, la educación o el aprendizaje, a mi parecer,  son las mismas que va planteando la autora en el texto al describir el aprendizaje dialógico  y que iré explicando a continuación.

 

Anderson explica que el objetivo del docente no es exportar lo que sabe ni suministrar una receta para hacer terapia, ni decirle al estudiante que hacer sino dar al estudiante la oportunidad de incorporarse a una indagación compartida. Esto podría verse, según el docente que tenga que aplicarlo, como ventaja o como inconveniente. Creo que para cualquier profesor resulta mucho más sencillo llegar a su aula y dar una lección magistral que tratar de que sean sus alumnos los que construyan su propio aprendizaje. Quizás es más fácil pero, en mi opinión, menos productivo. Si el profesor, terapeuta o educador es la fuente universal de conocimiento el alumno nunca aprenderá por si sólo y como leí en algún lugar que no recuerdo “la meta última de todo maestro es volverse innecesario”. El profesor debe guiar al alumno pero ir retirando poco a poco su ayuda para que el alumno termine autodirigiendo su propio proceso de aprendizaje.

 

Otro aspecto que puede verse tanto ventajoso como todo lo contrario es la incertidumbre de este modelo.  El docente siempre debe “poner en suspense” sus discursos profesionales, estar abierto a examinar y a ser examinado, lo cual no debe ser fácil. Estar abierto a cuestionamientos siempre hace que las clases puedan ser más flexibles, se adecuen mejor a las necesidades de los alumnos, nos hagan ser personas más humildes, etc.

 

Hay muchos más aspectos que se podrían comentar pero no es momento para hacer un análisis exhaustivo de todos ellos. En líneas generales esta manera de entender la terapia y la educación me parece muy útil y ante todo, novedosa. Creo que tiene aspectos muy positivos que hacen que pueda ser aplicada en muy distintos contextos, educación formal tanto infantil como primaria, secundaria, en la universidad, en educación de calle, en terapia, en procesos de reinserción social, etc.

 

¿Coincide la filosofía de este texto con una dimensión técnica de la enseñanza? ¿Por qué?

 

No estaba muy segura de saber lo que era la dimensión técnica de la enseñanza por lo que he tenido que recurrir a un libro de Mª Josefa Cabello Martínez que tuve que comprarme cuando estudiaba educación social. Aún así sigo sin saber muy bien si la pregunta se refiere a los intereses o paradigmas de la educación.

 

Según la bibliografía consultada existen tres paradigmas de investigación social y educativa o de racionalidad que serían el técnico o tecnológico, el hermenéutico o práctico y el sociocrítico o emancipador. No sé decir si la filosofía del texto coincide con una dimensión técnica o no aunque me parecería que si esta filosofía se aplicara a la educación debería ser desde una perspectiva emancipadora pues el fin  de la educación debe ser transformar la sociedad, formar a nuestros alumnos para que sean capaces de analizar reflexivamente y permitir su libertad y autonomía.

 

¿Encuentras alguna aplicación profesional de este texto? ¿Encuentras conexión con la asignatura de Dificultades de Aprendizaje? ¿Y con Habilidades Sociales?

 

La filosofía del texto podría ser aplicada a su labor profesional por  cualquier docente y no sólo por un terapeuta por lo que me parece que si habría aplicaciones profesionales del texto. Aunque bien es cierto que un maestro, educador, terapeuta o domador de fieras con leer únicamente este texto no creo que fuera capaz de seguir esta filosofía tan novedosa pues aunque está todo explicado bastante claro habría que formarse adecuadamente porque si no el modelo se puede pervertir y terminar siendo una auténtica anarquía.

 

El texto podría relacionarse casi con cualquier asignatura que nos propusiéramos, o al menos a mí me lo parece así, pero intentaré concretar en que aspectos se pueden  relacionar más con las dificultades de aprendizaje y las habilidades sociales. Hay una frase del texto que puede relacionarse claramente con las dificultades de aprendizaje. Dice exactamente “los terapeutas tienden a valorar en demasía la formulación temprana de diagnósticos…. El saber - bajo la forma de un diagnóstico del DSM IV -  puede hacer que el terapeuta  actúe de tal modo que lo confirme”. Este aspecto me parece muy importante. Si hay algo que me da miedo de empezar a trabajar como orientadora es tener que diagnosticar, se lo he comentado varias veces a mis compañeras. Probablemente una de las cosas más comunes a las que me tenga que afrontar son dificultades de aprendizaje. ¿Qué pasa si pienso que un niño es disléxico, por ejemplo, y mi diagnóstico es equivocado? ¿Cómo puedo evitar que mi idea de lo que el niño tiene influya en el diagnóstico? Esta idea del texto creo que es fundamental para la asignatura de Dificultades de Aprendizaje, no prejuzgar.

 

En cuanto a la asignatura de Habilidades Sociales creo que podría relacionarse con varias ideas. Si en algún momento nos encontramos ante un grupo con el que tenemos que trabajar habilidades sociales  creo que la postura que adopta esta terapeuta puede ser muy útil a la hora de trabajar habilidades sociales. Ser humilde, no darse demasiada importancia, consultar las opiniones de los consumidores, ofrecer un ambiente de libertad, etc., son factores que pueden crear un buen clima a la hora de trabajar habilidades sociales como la resolución de conflictos o  la empatía. Otra ideas se expone al final del texto es que el terapeuta debe mantener la sincronía con su cliente. Esto podría relacionarse con la clase trabajamos la clase el tema de la sintonía.

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres