Blogia
EN MI NEBULOSA (Reflexiones desde mi lógica difusa)

DIFICULTADES DE APRENDIZAJE ¿Y QUÉ MÁS?

¿Cuál es en tu opinión ese “más” del que habla el autor en el título del capítulo?

 

El autor comienza hablando en este capítulo del enfoque científico que se ha utilizado tradicionalmente  para estudiar las dificultades de aprendizaje y la problemática que éste presenta, así como su escasa relevancia para el profesorado.

 

El autor explica que es necesario ampliar la investigación porque ciertas variables como la inteligencia, el medio social, las anomalías neurológicas… ya han sido ampliamente estudiadas pero existen “otros aspectos subyacentes” que están aún por debatir. Esas primeras variables ya estudiadas son lo que comúnmente conocemos como dificultades de aprendizaje y los aspectos subyacentes son ese “más” del que se habla en el título.

 

¿Pero cuáles son los aspectos subyacentes a las dificultades de aprendizaje? Para mí, esos aspectos pueden definirse a través de una frase que aparece en el texto. “En el caso de los niños con dificultades lectoras quizá el hecho más obvio es que el niño es un individuo con esperanzas y temores, expectativas y decepciones, capacidades y lealtades”.  En los estudios científicos no se contempla el objeto de investigación como sujeto, como persona, por lo que estos factores suelen pasar desapercibidos.

 

Aún considerando estos aspectos, hay otros factores que debemos tener en cuenta a la hora de tratar las dificultades de aprendizaje. Basándonos en el presupuesto básico de Jackson y sus colaboradores, que aparece en el texto, las personas importantes para el niño que tiene dificultades de aprendizaje y su relación con ellas es otro aspecto subyacente que no se debería pasar por alto.

 

Por todo lo dicho, si se quieren trabajar las dificultades de aprendizaje debemos cambiar el estilo de la investigación. Tal y como se comenta en el texto se debe invitar y animar al niño, de un modo estructurado, a explicar sus puntos de vista sobre la vida y sobre su relación con las personas importantes para él.

     

Esta última idea guarda mucha relación con la última clase de la asignatura ya que como pudimos ver las dificultades de aprendizaje guardaban mucha relación con cómo se siente el niño que las sufre y a veces, indagando en ese aspecto, por ejemplo a través del dibujo y su significado, podemos mejorar el rendimiento del niño con el beneficio que ello presenta para su estado emocional.

 

Por lo tanto, ese más del que se habla en el título serían todos los aspectos que pueden influir en los niños que presentan dificultades de aprendizaje; sus valores, expectativas, la relaciones con sus iguales, sus padres, el clima de su clase, cómo es tratado por los profesores, etc.

 

¿Guarda relación este capítulo con el tema introductorio de la asignatura en relación a la definición amplia o restringida de las D.A? ¿Por qué? ¿Y con el texto de Pennac?

 

Tal y como vimos al principio de la asignatura existen dos concepciones distintas a la hora de entender las dificultades de aprendizaje. Por un lado encontraríamos una concepción restringida de las DA. Esta concepción considera que las dificultades de aprendizaje se deben a factores intrínsecos de la persona. Por otro lado encontraríamos lo que llamamos concepción amplia ya que tiene en cuenta tanto los factores intrínsecos de la persona. Estos factores intrínsecos se producen por una desventaja cultural, académica, falta de oportunidades, una instrucción inadecuada, etc.

 

En el texto de “Dificultades de aprendizaje ¿y qué más?” se habla también esas dos visiones aunque no las denomine como tal. Cuando el autor habla del enfoque científico dice que la utilización tradicional de éste tiene en cuenta múltiples variables como la inteligencia, anomalías neurológicas, dificultades preceptuales, etc. estas variables podríamos considerarlas como factores intrínsecos de la persona y si sólo tuviéramos éstos en cuenta estaríamos hablando o trabajando desde una visión restringida de las dificultades de aprendizaje.

 

 Sin embargo, el autor comenta que existen otros aspectos subyacentes que normalmente no se trabajan en ese enfoque científico.  Esos aspectos subyacentes podrían ser los valores, emociones y expectativas del niño con dificultades de aprendizaje, la relación que mantiene con las personas importantes para él, etc. si consideramos que las dificultades de aprendizaje se deben también a estos aspectos subyacentes de los que habla el autor estaríamos viendo las dificultades de aprendizaje desde una concepción amplia.

 

El texto de Pennac, que habla sobre la falta de motivación de muchos jóvenes hacia la lectura,  también podríamos relacionarlo con estas dos concepciones pues desde una concepción restringida de las dificultades de aprendizaje no podemos considerar este problema (la falta de motivación) como una D.A, porque no hay nada biológico, ningún factor genético que impida que el niño lea, aunque parece que si se mira desde una perspectiva amplia si que lo podemos considerar una dificultad, puesto que es sin duda un factor que puede impedir o, al menos,  obstaculizar el buen aprendizaje del niño.

 

“La conducta es en sí misma una comunicación, una confirmación o desconfirmación de los puntos de vista ajenos sobre nosotros mismos, o una solicitud de confirmación o desconfirmación” En tu opinión, ¿qué relación tiene esto con las D.A?

 

Jackson y sus colaboradores al afirmar que “la conducta es una comunicación, confirmación o desconfirmación de puntos de vista ajenos sobre nosotros mismos” hacen que el aprendizaje también se pueda considerar como una conducta. Estas conductas dependerán de las personas que nos rodeen y que consideremos importantes pues son de ellos de quienes esperamos confirmación o desconfirmación.

 

Desde este punto de vista, en el aprendizaje de la lectura, al igual que en otros aprendizajes, influyen las personas importantes para el lector o neolector y las opiniones que éstas tengan sobre él y su proceso de enseñanza y aprendizaje.

 

Por lo tanto, se verían las dificultades de aprendizaje desde una concepción amplia ya que no se deberían únicamente a factores intrínsecos, sino que también sería posible que un niño presentara una dificultad lectora porque tiene una mala relación con sus compañeros de clase y esto le influye negativamente, por poner un ejemplo cualquiera.

 

Si consideramos esto cierto, desde esta nueva perspectiva el maestro o el educador del niño con D.A juegan un papel fundamental. Ya no son los psicólogos exclusivamente los que tienen que  pasar pruebas al niño para ver porque no progresa sino que los maestros o educadores, al estar mucho más cercanos a la realidad del sujeto, pueden descubrir por sí solos de dónde viene el problema para intervenir directamente sobre él para solucionarlo rápidamente.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres